Contaminadas muchas piscinas en Estados Unidos

Personas con diarreas o lesiones en la piel no deberían entrar a una piscina.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Millones de virus, bacterias y hongos pueden habitar en el agua de una alberca. (Publicado viernes 27 de mayo de 2016)

    Un informe de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), asegura que muchas de las piscinas públicas en Estados Unidos no cumplen con las normas mínimas de higiene.

    Y es que millones de virus, bacterias y hongos capaces de producir enfermedades pueden habitar en el agua de una alberca.

    Según los CDC, un informe realizado en 2013 muestra que un 80% de las piscinas públicas en el país violan al menos una norma de salud. Se trata de 49,000 albercas en California, Arizona, Nueva York, Florida y Texas, los cinco estados de la nación con más piscinas públicas.

    Se recomienda que, antes de asistir, se revise si la piscina a la que se desea acudir cumple con los estándares de salud.

    Las tecnologías ayudan a disfrutar del verano

    Las tecnologías ayudan a disfrutar del verano
    Los teléfonos inteligentes, las computadoras nos acercan a la actualidad y nos facilitan el disfrute de las temporadas vacacionales. (Publicado viernes 27 de mayo de 2016)

    Igualmente, las personas pueden usar sus sentidos y mirar si el agua está clara y se alcanza a ver el drenaje al fondo de la piscina. Mientras, un olor muy fuerte a cloro indica que no hay suficiente cantidad para matar los gérmenes.

    También, se debe tomar una ducha antes de entrar a nadar y enseñar a los niños a no orinar en el agua.

    Personas con diarreas o lesiones en la piel no deberían entrar a una piscina.

    Durante la visita a las piscinas públicas o privadas, nadadores y padres pueden realizar su propia inspección utilizando una lista corta y fácil que identificará algunos de los problemas de salud y de seguridad más comunes:

    Utilice una tira de prueba (disponible en la mayoría de los supermercados o tiendas de piscina) para determinar si el pH y la concentración de cloro o bromo son correctos.

    La CDC recomienda:

    • Una concentración de cloro de al menos 1 ppm en piscinas y al menos 3 ppm en bañeras de hidromasajes / spas.
    • Una concentración de bromo de al menos 3 ppm en piscinas y al menos 4 ppm en bañeras de hidromasaje / spas.
    • pH de 7.2 a 7.8.
    • Asegúrese de que el drenaje en la parte inferior de la parte más profunda está visible. El agua clara permite a socorristas y nadadores ver bajo el agua en caso de necesitar ayuda.
    • Compruebe que las tapas de drenaje estén aseguradas y en buen estado. Los nadadores pueden quedar atascados bajo el agua por una cubierta de drenaje floja o rota.
    • Confirmar que un salvavidas esté de guardia en lugares públicos. Si no es así, comprobar si hay equipos de rescate disponibles.

    Noticiero Telemundo