Novak y Serena, favoritos en el Abierto de EEUU

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    El tenista serbio y la estrella norteamericana llegan con todo al Abierto de Tenis de Estados Unidos que comienza este lunes en Nueva York.

    El serbio Novak Djokovic y la estadounidense Serena Williams parten como claros favoritos para luchar por los respectivos títulos de campeones masculino y femenino del Abierto de Tenis de Estados Unidos que comienza este lunes, en las pistas de Flushing Meadows, en Nueva York.

    El número uno del mundo ya logró esta temporada los títulos de Australia y Wimbledon, y para ganar su tercer grande del año tendría que imponerse a rivales como el español Rafael Nadal, con el que debería enfrentarse en cuartos de final.

    [Nota relacionada: Murray le gana a Djokovic en la final de Montreal]

    Djokovic ha tenido una temporada casi perfecta ganando cuatro de los cinco Masters 1000 disputados, y perdiendo la pasada semana la final del de Cincinnati ante el suizo Roger Federer, pero llega al último torneo de Grand Slam en plenitud de forma.

    El gran rival a batir será de nuevo Nadal, el jugador español que actualmente ocupa el octavo puesto de la lista mundial, pero que reconoce que llega al torneo con las mejores de las sensaciones por estar entre los favoritos al título, en su vuelta a las pistas neoyorquinas a las que faltó el pasado año debido a las lesiones.

    [Te puede interesar: Cotto defenderá su título ante 'Canelo']

    Nadal tendrá que demostrar desde la primera jornada del lunes que ha llegado a Flushing Meadows en plenitud de forma cuando se enfrente en el primer partido, programado por la noche, al joven croata Borna Coric.

    Los otros tres jugadores potenciales de estar en los cuartos de final serán el recuperado Federer, número dos del mundo, ganador cinco veces del Abierto de Estados Unidos, que tendría como rival al checo Tomas Berdych.

    Mientras, el japonés Kei Nishikori, finalista de la pasada edición, podría enfrentarse en cuartos al español David Ferrer, otro jugador importante que no está en su mejor forma debido a que regresa de una lesión.

    El suizo Stanislas Wawrinka, actual campeón del Abierto de Francia, llega también con aspiraciones, pero antes en cuartos de final se encontrará con el británico Andy Murray, que ha ido a más en lo que va de temporada.

    Djokovic y Nishikori están en la misma parte del cuadro, así como el defensor del título, el croata Marin Cilic, que fue la gran revelación el año pasado y mayor sorpresa del último torneo de Grand Slam de la temporada.

    Por su parte, Federer llega al Abierto de Estados Unidos en su mejor momento después de haber tenido buenas actuaciones en los Másters 1000 de Montreal y Cincinnati, donde ganó en la final a Djokovic.

    Federer, con cinco títulos consecutivos del Abierto de Estados Unidos, buscará el sexto, primero desde el 2008, y el primero de un Grand Slam desde que consiguió la corona en Wimbledon 2012.

    Junto a Federer y esperando que Nadal encuentre su mejor tenis, otro jugador a tomar en cuenta para este US Open es el escocés Murray, que ganó el Masters de Montreal al derrotar también en la final a Djokovic.

    Murray tendrá el lunes de primer rival al polémico australiano Nick Kyrgios, protagonista de un enfrentamiento dialéctico ofensivo con Wawrinka durante un partido en Cincinnati.

    En el apartado de los jugadores latinoamericanos siete fueron los jugadores que entraron directos al cuatro principal y dos más lo hicieron a través de la fase previa, pero ninguno de ellos con aspiraciones a estar en los cuartos de final.

    Una vez más, Argentina con cuatro jugadores es el país que tendrá mayor representación y Leonardo Mayer (33) el mejor clasificado en la lista mundial, pero que no tuvo suerte con el sorteo ya su rival de debut será nada menos que Federer.

    SERENA

    En la competición femenina todo está mucho más despejado y definido en torno a la figura de Serena, la hermana menor de las Williams, número uno indiscutible del mundo y la gran favorita no sólo a revalidar el título de campeona, sino también a conseguir el ciclo completo en los torneos de Grand Slam, algo que no se ha logrado en 27 años.

    La última gran figura que lo consiguió fue la alemana Steffi Graf, en 1988, y admitió que había sentido mucha presión en el último torneo de Grand Slam.

    No es el caso de Serena Williams, que se crece cuando la presión es mayor y aunque no tiene un cuadro fácil está convencida que podrá alcanzar las semifinales y luego pensar en la rival que le pueda tocar.

    La actual número uno del mundo, que ya tiene en su poder cinco títulos del Abierto de Estados Unidos, incluidos tres consecutivos, buscará el sexto y cuarto seguido, que además la dejaría con el honor del ciclo completo y hacer aun más grande su nombre dentro de la historia del tenis.

    Serena tendrá de rivales a sus compatriotas Sloane Stephens, Madison Keys y a su propia hermana Venus Williams antes de poder alcanzar las semifinales, algo que considera estará a su alcance si juega su mejor tenis.

    Del resto de las aspirantes al título de campeona en el Abierto estará la rumana Simona Halep, segunda cabeza de serie, la rusa Maria Sharapova, tercera, y la cuarta preclasificada, la danesa Caroline Wozniacki, quien perdió ante Serena Williams en la final del 2014.

    Una edición más, lo que ya está asegurado es el éxito económico del torneo que se jugará sobre una superficie de cemento y reparte cerca de 45 millones de dólares en premios, iguales entre las competencias de hombres y mujeres.