Huye de la violencia pero lo matan en EEUU

Huye de la violencia pero lo matan en EEUU

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO LOCAL

    HOMESTEAD, Florida - La madre de José Amaya Guardado dijo que trajo a su hijo a Estados Unidos hace nueve años para escapar de la violencia en su El Salvador natal, pero ahora la familia llora su muerte en lo que la policía calificó de ataque brutal con un machete.

    "Traje a mi hijo de allá porque allá mataban gente", dijo Lucía Guardado en la casa de la familia en Miami-Dade. "Jamás imaginé que le harían algo así a mi hijo aquí".

    La policía de Miami-Dade ha acusado a cuatro condiscípulos de Amaya Guardado de homicidio simple: Kaheem Arbelo, de 20 años; Jonathan Lucas, de 18; Christian Colon, de 19 y Desiray Strickland, de 18. Los detectives han dicho que prevén arrestar a una persona más.

    [Tema relacionado: Arrestos por horrible asesinato a machetazos de joven de 17 años]

    Arrestan a sospechosos de asesinato de joven a machetazos

    Arrestan a sospechosos de asesinato de joven a machetazos
    La familia del jovencito salvadoreño lamentó la ironía de haberlo traído a EEUU huyendo de la violencia para encontrar la muerte de una forma horrenda aquí. (Publicado sábado 22 de agosto de 2015)

    Según el informe del arresto, los sospechosos planificaron el ataque con dos semanas de anticipación.

    El documento los acusa de atraer a Amaya, de 17 años, a una zona arbolada cerca de Homestead Job Corps, un internado de capacitación laboral para estudiantes en situación de riesgo dependiente del Departamento de Trabajo federal. En ese lugar Amaya fue ultimado a machetazos y enterrado en una fosa poco profunda cavada de antemano, dijo la policía.

    [Tema relacionado: Confiesan asesinato de joven a machetazos]

    Los familiares iniciaron la búsqueda de Amaya después que desapareció el 28 de junio. Su hermano descubrió el cuerpo días después.

    El padre, Santos Amaya, dijo que José empezó a asistir a esa escuela meses antes de su muerte. Añadió que José, el menor de sus hermanos, quería aprender mecánica de automóvil, pero la familia no sabía que en esa escuela aceptaban alumnos con prontuarios penales.

    Expresó que su hijo compartía el cuarto con Arbelo, descrito en el informe policial como el autor principal del ataque en grupo. La policía no ha divulgado el motivo del asesinato.