FIFA expulsa a Blazer por caso de corrupción

FIFA expulsa a Blazer por escandalo de corrupción

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    GINEBRA (Suiza) -- Chuck Blazer fue suspendido de por vida el jueves por el comité de ética de la FIFA por corrupción generalizada, poniendo fin a la carrera del más alto representante del fútbol estadounidense en el ente rector del deporte a nivel mundial.

    La sanción era una formalidad luego de que Blazer se declarase culpable de cargos de asociación ilícita y evasión fiscal presentados en mayo por agencias federales estadounidenses.

    El comité de ética de la FIFA argumentó su decisión empleando pruebas del proceso federal estadounidense que ha sumido al ente y al futbol internacional en una crisis.

    "(Blazer) fue un jugador clave en tramas que implicaron la oferta, aceptación y recepción de pagos, sobornos y comisiones no desvelados e ilegales, además de otras tramas lucrativas", dijo el comité de ética de la FIFA en un comunicado.

    Video: FIFA expulsa a Blazer por caso de corrupción

    Video: FIFA expulsa a Blazer por caso de corrupción
    La cámara de resolución del Comité de Ética de la FIFA ha decidido sancionar a perpetuidad al estadounidense Chuck Blazer, ex miembro del Comité Ejecutivo y ex secretario general de la CONCACAF, por incumplir el Código Ético de forma reiterada al participar en actividades ilegales. (Publicado jueves 9 de julio de 2015)

    Blazer se declaró culpable de 10 cargosincluyendo asociación ilícita, fraude, conspiraciones para lavar dinero y evasión fiscal.

    Admitió haber recibido pagos dentro de una trama de sobornos por importe de 10 millones de dólares para apoyar la exitosa candidatura de Sudáfrica a organizar el Mundial 2010. La trama ligada a Blazer a otras dos personas, que en ese momento formaban parte del comité ejecutivo del ente, recibió dinero en efectivo que funcionarios sudafricanos pidieron a la FIFA que transmitiera a través de sus cuentas oficiales en 2008.

    Blazer admitió además su implicación en una trama de venta de entradas para el Mundial y de abusar de su puesto como secretario general de la CONCACAF para obtener millones de dólares en comisiones ilegales por acuerdos comerciales que negoció para la Copa de Oro.

    Blazer consiguió evadir impuestos durante dos décadas como directivo de la CONCACAF, que en una investigación interna en 2013 descubrió que había desviado fondos de la confederación para costearse dos apartamentos en Manhattan y viviendas de lujo en Miami y las Bahamas, entre otros bienes.

     [FIFA: fútbol latinoamericano bajo la lupa]

    El ex mandatario es también un testigo que coopera con agencias federales de Estados Unidos desde 2011, luego de una investigación sobre sus asuntos fiscales.

    Blazer formó parte del comité ejecutivo de la FIFA, el órgano de toma de decisiones del ente, durante 16 años hasta 2013.

    Llegó al poder en la CONCACAF, el ente que rige el fútbol en el norte y centro de América, junto a su expresidente Jack Warner, también caído en desgracia.

    La FIFA abrió una investigación ética contra Blazer cuando quedó al descubierto la gestión financiera supuestamente corrupta de la CONCACAF en 2012.

    [Te puede interesar: App te dice quién te borró de Facebook]

    "El señor Blazer cometió muchos y varios actos de mala gestión de forma continua y repetida durante su época como funcionario en diferentes e influyentes posiciones de alto rango en la FIFA y la CONCACAF", dijo el comité de ética el jueves.

    Los procedimientos de la FIFA se suspendieron en 2013 por la mala salud de Blazer y mientras se desarrollaba el proceso federal en Estados Unidos.

    Blazer, que ahora tiene 70 años, dijo ante un juzgado de Brooklyn en noviembre de 2013 que había sido tratado de un cáncer de recto.

    Fue sancionado con más de 1,9 millones de dólares cuando se declaró culpable y accedió a pagar más cuando sea sentenciado.

    La vida de Blazer podría llegar a Hollywood. Los derechos de un libro sobre su carrera en la administración del fútbol, que se publicará próximamente, fueron comprados el mes pasado.