Los Astros le tronchan los sueños a los Yankees

Los Astros le tronchan los sueños a los Yankees

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    NUEVA YORK – La batería latinoamericana tuvo un papel clave en el primer partido de fase final por conducto del dominicano Carlos Gómez y el venezolano José Altuve, que remolcaron sendas carreras para darle forma a la pizarra de los Astros de Houston.

    En duelo de equipos para definir al comodín de la Liga Americana, los Astros superaron por blanqueada de 3-0 a los Yanquis de Nueva York y se ganaron el derecho de jugar la serie de división, gracias al bateo oportuno y productivo de Gómez y Altuve.

    Los próximos rivales serán los Reales de Kansas City, actuales campeones del banderín del Joven Circuito, y también en poder del título de la División Central de la temporada regular que acaba de concluir.

    Gómez jugó con el bate de poder al conectar batazo de cuatro esquinas, sin corredores en los senderos.

    El de Gómez fue uno de dos cuadrangulares de la novena tejana, que está jugando su primera aparición en las finales desde la que tuvo en el 2005, cuando estaban en la Liga Nacional y fue "barrida" por los Medias Blancas de Chicago en la Serie Mundial.

    El dominicano, que estaba en duda de salir al campo de juego debido a que en los últimos días de temporada regular presentó molestias y dolores en la espalda, se convirtió en uno de los jugadores clave para que los Astros superaran la primera fase final.

    Gómez tuvo tres presentaciones ante la serpentina de los Yanquis, en una ocasión hizo contacto con la pelota, suficiente para enviarla fuera del parque, al primer lanzamiento que recibió en el cuarto episodio del abridor japonés de los Yanquis, Masahiro Tanaka, que no tuvo ayuda de la ofensiva de los Bombarderos del Bronx.

    El dominicano remolcó una de las tres carreras de la novena tejana y puso en .333 su promedio de bateo en la serie final.
    Mientras que Altuve puso la consistencia en todas las facetas del juego tanto ofensivo como defensivo.

    Altuve, líder de hits en la Liga Americana, volvió a demostrar que su bate es clave en el ataque de los Astros.

    El venezolano pegó una vez en cuatro oportunidades y remolcó una carrera con sencillo contra el relevista de origen dominicano Dellin Betances en la séptima entrada para sellar la victoria de los Astros.

    Al concluir su participación en el primer partido de postemporada, Altuve dejó en .250 su promedio con el bate.

    El también venezolano, el antesalista Luis Valbuena, realizó cinco viajes a la caja de bateo y pegó en una ocasión, dejando en .250 su promedio con el tolete.

    Por los Yanquis, el único bate latinoamericano fue el del guardabosques puertorriqueño Carlos Beltrán, que en cuatro presentaciones ante el lanzador, pegó una vez, pero sin producción sin que pudiese tampoco descifrar como el resto de sus compañeros los lanzamientos que le hizo el abridor zurdo de los Astros, Dallas Keuchel.

    La pólvora de los Yanquis estuvo mojada y consiguieron solamente tres imparables, uno de ellos fue el que conectó Beltrán, pero no produjo carrera.

    Al despedirse de la fase final al quedar eliminados los Yanquis, Beltrán dejó en .250 su promedio con el bate.