EEUU: Lista de disidentes invitados por Obama no es negociable

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Mientras arrecian los preparativos finales para embellecer La Habana, "La Bestia" o auto presidencial ya cirvula por las calles de la capital cubana. (Published viernes 18 de marzo de 2016)

    La lista de disidentes cubanos con los que se reunirá el presidente estadounidense, Barack Obama, "no es negociable" y en ella estarán algunos con los que el gobierno de Cuba "preferiría que no nos reuniésemos", indicó este viernes Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, sobre el inminente viaje a La Habana.

    "No me sorprendería si el gobierno de Cuba preferiría que no nos reuniésemos con alguno de los que se encuentran en esa lista", indicó Earnest en su rueda de prensa diaria en vísperas de que el domingo Obama parta a Cuba para llevar a cabo una visita oficial.

    "Pero puedo decirles que el presidente va a seguir adelante con sus reuniones y tendrá una conversación sobre derechos humanos (...) La lista de gente invitada a reunirse con el presidente en Cuba no es negociable", agregó Earnest.

    El portavoz evitó ofrecer detalles sobre los disidentes que participarán en este encuentro con Obama.

    La Casa Blanca ha insistido en que se reunirá con "miembros de la sociedad civil" cubana, entre ellos, algunos "disidentes" destacados.

    No obstante, varios de ellos sí que han confirmado a Efe haber recibido la invitación por vía telefónica, entre ellos, la líder del movimiento femenino Damas de Blanco, Berta Soler; el expreso político José Daniel Ferrer, quien encabeza la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), y la periodista independiente Miriam Leiva.

    Asimismo, otros opositores como Guillermo Fariñas, premio Sajárov a los Derechos Humanos 2010; el director del foro crítico "Estado de Sats" e integrante de la iniciativa #Todos Marchamos, Antonio González-Rodiles, y Manuel Cuesta Morúa, del proyecto Arco Progresista, señalaron que han sido invitados bajo la misma fórmula.

    Durante su viaje a La Habana, el primero de un presidente estadounidense en ocho décadas y que comenzará el domingo, Obama se reunirá el lunes con el presidente cubano, Raúl Castro, y ofrecerá un "importante discurso" en el Gran Teatro de La Habana el martes, día en que se verá con los disidentes y asistirá a un partido de béisbol.

    La situación de los derechos y libertades en Cuba es uno de los asuntos más espinosos que deben sortear las relaciones entre la isla y Estados Unidos, en el nuevo escenario creado tras el deshielo diplomático que iniciaron el 17 de diciembre de 2014.