Soldados rusos bloquean aeropuertos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Batallas callejeras.

    SIMFEROPOL, Ucrania— Fuerzas armadas rusas bloquearon un aeropuerto en la ciudad costera de Sebastopol, en el Mar Negro, región de Crimea, cerca de una base naval rusa, mientras hombres no identificados patrullaban otro aeropuerto que da servicio a la capital regional, dijo el viernes el nuevo ministro del Interior de Ucrania, Arsen Avakov. Avakov escribió en un mensaje en Facebook que el aeropuerto internacional de Belbek, en Sebastopol, fue bloqueado por unidades militares de la Armada rusa. "Sólo puedo describir esto como una invasión y una ocupación militar", agregó. El Ministerio de Exteriores de Rusia se negó a hacer declaraciones sobre el particular mientras que un portavoz del Ministerio de Defensa no estuvo disponible para dar información. Al mismo tiempo, se dio a conocer que la fiscalía general ucraniana se está preparando para buscar la extradición del presidente Viktor Yanukovych, que se cree que está en Rusia. Autoridades judiciales informaron el viernes que Yanukovych es buscado por sospecha de asesinato masivo en los violentos enfrentamientos de la semana pasada en Ucrania entre manifestantes y policías, donde fallecieron al menos 80 personas. Yanukovych huyó de la capital Kiev hace una semana, después de que manifestantes opositores al gobierno tomaran el control de la capital y el Parlamento. Fue visto por última vez el sábado dando un mensaje televisivo donde aseveró que sigue siendo el presidente ucraniano y que no reconocerá a ningún nuevo gobierno. En tanto, el viernes en la madrugada decenas de hombres armados que vestían uniformes militares sin insignias capturaron un aeropuerto en Simferópol, capital de la estratégica región ucraniana de Crimea. Al parecer el aeropuerto funcionaba con normalidad porque registraba vuelos de llegada y salida. No se ha informado de hechos de violencia en ninguno de los aeropuertos. En el aeropuerto de Simferópol, un fotógrafo de The Associated Press observó que militares armados con fusiles de asalto patrullaban el lugar el viernes en la mañana. Estos efectivos vestían uniformes sin insignia. La mayoría fue renuente a conversar con la prensa. Uno de esos militares, quien se identificó solo como Vladimir, dijo que eran parte de una "unidad de autodefensa" que garantizaría que ningún "fascista" llegue desde Kiev ni de ninguna otra parte. El jueves, individuos armados y enmascarados, provistos de granadas propulsadas por cohetes y rifles de tirador ocuparon el parlamento y las oficinas del gobierno en Simferópol. Izaron la bandera rusa sobre el edificio del parlamento. Las autoridades ucranianas censuraron en términos enérgicos estos acontecimientos. La policía ucraniana acordonó la zona, peo no confrontó a los hombres armados. Los sucesos en la región de Crimea han exacerbado las tensiones con la vecina Rusia. Moscú dispuso el jueves que jets caza patrullaran las fronteras en los primeros aprestos para una posible confrontación peligrosa reminiscente de la política de riesgo calculado de la Guerra Fría. Yanukovych tiene programado para el viernes una conferencia de prensa en el sur de Rusia, cerca de la frontera con Ucrania. El parlamento de Ucrania eligió el jueves a un nuevo gobierno encabezado por un tecnócrata pro-occidental que de inmediato se comprometió a impedir la escisión nacional. Moscú ha enviado señales confusas sobre la situación en Ucrania aunque se comprometió a respetar la integridad territorial de este país. El presidente ruso Vladimir Putin acaricia desde hace mucho tiempo el sueño de acercar aún más a la órbita de Moscú a Ucrania, un país de 46 millones de habitantes considerado cuna de la civilización rusa. La población de Ucrania tiene lealtades divididas entre Rusia y Occidente. Crimea, se la que se apoderaron fuerzas rusas en el siglo XVIII durante el régimen de Catalina la Grande, fue alguna vez la joya de la corona de los imperios ruso primero y soviético después.