Piden a la corte cese al paro

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    La portavoz de Emanuel, Sarah Hamilton, informó que los abogados del ayuntamiento pidieron a la Corte de Circuito del condado de Cook que fuerce a los miembros del Sindicato de Profesores de Chicago para que dejen los piquetes de huelga y vuelvan a las aulas.

    CHICAGO - El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, le solicitó el lunes a una corte estatal que obligue a los profesores de Chicago, en huelga desde hace una semana, a que regresen al trabajo y ponga fin al paro, que considera ilegal.

    La portavoz de Emanuel, Sarah Hamilton, informó que los abogados del ayuntamiento pidieron a la Corte de Circuito del condado de Cook que fuerce a los miembros del Sindicato de Profesores de Chicago para que dejen los piquetes de huelga y vuelvan a las aulas.

    En un comunicado divulgado el domingo, Emanuel alegó que el paro es ilegal porque pone en riesgo la salud y la seguridad de los estudiantes y porque implicaba asuntos que la ley estatal no prevé como causas de una interrupción de labores, como las evaluaciones de profesores, los despidos y los derechos de reposición laboral.

    El sindicato de profesores y las autoridades escolares parecieron encaminarse el fin de semana a una solución del conflicto cuando dijeron que veían con optimismo la posibilidad de que los alumnos del tercer distrito escolar más grande de Estados Unidos regresarían a clases el lunes, pero los maestros inconformes con un proyecto de contrato laboral decidieron el domingo seguir en huelga, alegando que necesitaban más tiempo para examinar la propuesta, que consideraron complicada.

    Video: Piden a la corte cese al paro

    Video: Piden a la corte cese al paro
    (Publicado sábado 30 de agosto de 2014)

    Emanuel respondió con el anuncio de que ordenaba a los abogados municipales que le pidieran a una corte el regreso forzado de los profesores sindicalistas al salón de clases.

    La huelga, que es la primera de los profesores de la ciudad en 25 años, ha dejado sin clases a 350.000 alumnos, cuyos padres han tenido que buscar la manera de tenerlos atendidos sin descuidar su trabajo.

    Dequita Wade, una madre y trabajadora, dijo que cuando comenzó la huelga envió a su hijo a 24 kilómetros (15 millas) de distancia a la casa de un primo para no dejarlo sin supervisión en un vecindario conocido por una delincuencia violenta y pandillas. Tenía la esperanza de que las dos partes arreglaran pronto el problema.

    "Tuvieron toda una semana. Esto comienza a ser ridículo", dijo Wade. "¿Van a estar prolongando esto?"

    Con un salario promedio de 76.000 dólares anuales, los maestros de Chicago están entre los mejores pagados del país y el contrato estipula aumentos anuales, pero algunos profesores están molestos de que no restableciera el incremento de 4% que Emanuel rescindió el año pasado.

    El sindicato promueve que los maestros despedidos tengan prioridad en los puestos abiertos en el distrito, pero las autoridades de la ciudad que esa medida impediría a los directores contratar a los profesores que consideren mejor calificados.