Republicanos van contra los “dreamers”

Republicanos en la Cámara aprueban unos $700 millones para la crisis de la frontera, pero van en contra de los “dreamers”.

El llamado "DREAM Act" es uno de los proyectos que buscan aprobación en el Congreso de Estados Unidos.
El llamado "DREAM Act" es uno de los proyectos que buscan aprobación en el Congreso de Estados Unidos.
Crédito: Getty Images
Por EFE/TELEMUNDO LOCAL 27 de agosto de 2014

WASHINGTON -- Muchas están indignados después que la Cámara de Representantes votó a favor de terminar con el programa de acción diferida o DACA, ejecutado hace dos años por el presidente Barack Obama para detener las deportaciones de los jóvenes inmigrantes que llegaron al país siendo niños.


Después de aprobar un proyecto de ley por $694 millones para hace frente a la crisis de la frontera que fue aprobado el viernes, la Cámara Baja aprobó por 216 votos a favor y 192 en contra un proyecto de ley que elimina la Acción Diferida de los dreamers (DACA).


“Para nosotros que hemos luchado muchos años para los soñadores y para el alivio similar para nuestros padres esto nos cay de manera muy fea, dijo a Telemundo Lorella Praeli, de la organización United We Dream.


Se trata de un proyecto impulsado por el ala más conservadora de los republicanos, que impuso votar este texto como requisito para respaldar la ley de los fondos suplementarios para la crisis de inmigración infantil en la frontera sur.


"Se trata de una cuestión sobre la que el pueblo estadounidense se preocupa más que ninguna otra, y que es detener la invasión de extranjeros ilegales en nuestro país", dijo la representante republicana por Minesota Michele Bachmann. "Y tenemos un sí", agregó.


Así, los republicanos de la Cámara de Representantes lograron aprobar su un nuevo proyecto de ley para la crisis fronteriza, después de fracasar el jueves en un primer intento y a sabiendas de que no obtendrá el apoyo del Senado.


Los conservadores superaron el voto en la Cámara baja, en la que tienen mayoría, después de fracasar al someter a consideración un primer presupuesto planteado por su propia bancada, ya que no contaba con el apoyo del ala ultraconservadora del partido.


El nuevo consentimiento de los legisladores más cercanos al Tea Party se ha dado tras acordar el voto para eliminar la DACA, el cual ha beneficiado a más de medio millón de jóvenes que llegaron a Estados Unidos siendo niños pero que se han criado en el país.