Crece esperanza por pildora para bajar de peso

Por primera vez expertos respaldaron el medicamento. 30 Alimentos que queman grasa

Crece esperanza por pildora para bajar de peso
Crédito: AP
Por AP 8 de agosto de 2014

Una píldora para bajar de peso que previamente había sido rechazada, el miércoles ganó el respaldo de un panel de asesores expertos en salud pública, aumentando así las esperanzas de que el medicamento de la farmacéutica Vivus Inc. Podría ganar aprobació para llegar al mercado de los Estados Unidos.


De ser así, éste sería el primer medicamento para bajar de peso aprobado en este país en más de un adécada.


La Administración de Fármacos y Alimentos (FDA), ha rechazado tres píldoras para perder peso en los últimos dos años, incluyendo la píldora Qnexa de Vivus.


Sin embargo, los expertos reconocen que nuevos medicamentos para bajar de peso son necesarios para el tratamiento de unos 75 millones de adultos obesos en los Estados Unidos, pero los continuos rechazos han suscitado dudas sobre la seguridad de estos tratamientos.
El miércoles, un panel de la FDA de médicos externos votó 20 a 2 a favor del medicamento para la pérdida de peso de Vivus, sentando las bases para una potencial aprobación del medicamento el cual ha estado plagado de cuestiones de seguridad desde que se presentó por primera vez en el 2010.
Casi todos los panelistas apoyaron la droga debido a sus impresionantes resultados de pérdida de peso, con la mayoría de los pacientes perdiendo casi un 10 por ciento de su peso total después de un año de consumo. Sin embargo, el grupo destacó que se debe de exigir a la farmacéutica realizar un estudio extenso de seguimiento, sobre los efectos de la píldora en el corazón. Los estudios de Qnexa muestran que su uso aumenta el ritmo cardíaco y provoca palpitaciones del corazón. El grupo de expertos dijo que todavía no está claro si estos efectos secundarios podrían conducir a un ataque al corazón y problemas cardiovasculares más graves.
La FDA no está obligada a seguir el consejo de sus paneles, aunque a menudo lo hace. La decisión final sobre la droga que se espera para mediados de abril.
Con las tasas de obesidad acercándose al 35 por ciento entre los adultos, en los Estados Unidos, los médicos y funcionarios de salud pública dicen que se necesitan desesperadamente nuevas terapias para bajar de peso.
Qnexa es una combinación de dos medicamentos: anfetaminas fentermina, que es aprobado para la pérdida de peso a corto plazo, y el topiramato, un medicamento para migrañas y ataques epilépticos vendido por Johnson & Johnson bajo el nombre “Topamax”. La fentermina ayuda a suprimir el apetito, mientras que el topiramato está supuesto a hacer que los pacientes se sienten más satisfechos.
Los panelistas también expresaron su preocupación acerca de posibles defectos de nacimiento en las mujeres que quedan embarazadas mientras toman Qnexa.
Durante el estudio de la droga, hubo 34 embarazos entre las 3,386 mujeres que participaron, a pesar de que se tomaron precauciones para que las mujeres utilizaran métodos anticonceptivos. Un experto de la FDA sobre defectos de nacimiento estimó que serían cinco de cada 1,000 bebés que nacerían con labio leporino si las madres quedaran embarazadas mientras tomaban Qnexa.
Actualmente sólo hay un medicamento en el mercado para bajar de peso a largo plazo: Xenical de Roche, que se vende sin receta como Alli por GlaxoSmithKline. La droga no es ampliamente utilizada debido a los modestos resultados de pérdida de peso y efectos secundarios desagradables, incluyendo el gas y la diarrea.