Pasaportes robados en vuelo perdido

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Se descubre que los reguladores estadounidenses advirtieron hace meses de “rajaduras y corrosión” en los Boeing 777 que podrían ocasionar una ruptura en el aire. Pero funcionarios del EEUU dicen que sus satélites no detectaron ninguna explosión al desaparecer la nave.

    Dos de los pasajeros que estaban listados en el vuelo MH370 de Malaysia Airlines no estaban en el avión, informaron funcionarios de la cancillería de Italia y Austria.

    Los oficiales dijeron que los pasaportes de esos de dos supuestos pasajeros, un italiano y un austríaco, habían sido robados unos años atrás en Tailandia.
    El Interpol confirmó que ningún gobierno o compañía aérea verificó su base de datos para detectar si los pasaportes eran robados.
    "Aunque es muy pronto para conjeturar sobre cualquier vínculo entre estos pasaportes robados y el avión perdido, es claramente de gran preocupación que cualquier pasajero haya sido capaz de abordar un vuelo internacional utilizando un pasaporte robado listado en la base de datos de Interpol", dijo en un comunicado Ronald K. Noble, secretario general de la agencia.
    El ministro de Transporte de Malasia dijo que no había razón para sospechar de terrorismo, pero que todas las posibilidades se están siendo investigadas.
    El avión desapareció una hora después de haber despegado el sábado por la mañana de Kuala Lumpur a Beijing.
    Aviones de la fuerza aérea vietnamita encontraron manchas de aceite y lo que parece ser una puerta del avión en el área donde se perdió la comunicación con el vuelo pero se desconoce si pertenecen al mismo.