Presiona por abismo fiscal

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    WASHINGTON - El presidente Barack Obama pide al público que presione al Congreso para evitar el precipicio fiscal, y el viernes viajará a Pensilvania con el fin pedir mayores cargas fiscales para los acaudalados y prolongar la reducción de ciertos impuestos a las personas que ganen menos de 250,000 dólares al año. La Casa Blanca anunció que el presidente realizará varios actos públicos con ese objetivo. El mandatario recibirá en su oficina a un grupo de pequeños empresarios y el miércoles a varias familias de clase media. La Casa Blanca y el Congreso deben negociar un plan para evitar el precipicio fiscal el 1 de enero. El viaje de Obama será el primero fuera de la capital desde que obtuvo un segundo mandato. Ambas partes advirtieron que el precipicio fiscal -una combinación de aumentos de impuestos y recortes automáticos de gasto público - podría perjudicar la recuperación económica del país, pese a lo cual parece muy distante un acuerdo. La Casa Blanca y los legisladores republicanos difieren sobre la necesidad de elevar los impuestos o anular algunas exenciones y deducciones fiscales. El presidente de la cámara de Representantes, John Boehner, ha defendido la idea de obtener mayores ingresos fiscales mediante la reducción de las exenciones en lugar de elevar los impuestos a los estadounidenses que ganen más de 200,000 dólares y las parejas con más de 250,000 dólares en ingresos. La Casa Blanca advirtió que el mandatario no firmará proyecto de ley alguno que prolongue la exención fiscal para el 2% más rico del país. El senador de Pensilvania Pat Toomey, un republicano que se opone al empeño de Obama de elevar los impuestos a los más acaudalados, dijo que aunque la visita del mandatario a su estado "es siempre bienvenida", sigue completamente opuesto a la estrategia del mandatario para evitar caer en el abismo fiscal. "El presidente está absolutamente decidido a elevar los impuestos al pueblo estadounidense", dijo Toomey en entrevista de televisión. Agregó que Obama y los demócratas en el Congreso deben aportar reducciones en los gastos de bienestar social como la Seguridad Social y el Medicare, el seguro médico de los jubilados. Obama, semanas después de obtener un segundo mandato, dijo que piensa pedir al público que presione al Congreso para que respalde su agenda, un enfoque que le ayudó a lograr la aprobación de una extensión al recorte de impuestos para Seguridad Social e impedir que aumentaran los intereses en los préstamos federales de estudios universitarios, que se habrían duplicado a mediados de año.

    Si quieres apoyar al presidente Obama para evitar el abismo fiscal, dale click aquí.

    Si tienes alguna dificultad, también puede intentarlo aquí y buscas el botón "Share your Story".