Nueva York refuerza la revisión de acción policial

Nuevas y estrictas medidas serán tomadas para evitar prejuicios religiosos.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    NUEVA YORK – Las autoridades de la ciudad de Nueva York aceptaron designar a un abogado independiente para que se incorpore a un comité asesor que revisa las actuaciones antiterroristas de la Policía, con el fin de evitar prejuicios religiosos.

    La decisión está vinculada con el acuerdo al que han llegado las autoridades de la ciudad pera cerrar dos demandas presentadas por representantes de la comunidad musulmana, que se sentía perjudicada por una vigilancia especial a causa de su religión.

    "Los musulmanes que residen en la ciudad de Nueva York son firmes socios en la lucha contra el terrorismo, y este acuerdo representa un importante paso para construir nuestra relación con la comunidad musulmana", dijo el alcalde Bill de Blasio en un comunicado.

    A partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001 representantes de la comunidad musulmana se quejaron de medidas de vigilancia especial en barrios, en sus documentos y en sus mezquitas como parte de las medidas para prevenir futuros ataques.

    Según activistas de derechos humanos, estos procedimientos violaban las disposiciones constitucionales porque estaban dirigidos a determinadas personas por motivos religiosos.

    El abogado independiente que integrará un comité encargado de supervisar estas prácticas será designado por el alcalde y ocupará el puesto por un mínimo de cinco años, informó el Departamento de Policía de Nueva York en un comunicado.

    Las investigaciones, sin embargo, seguirán a cargo del jefe de Inteligencia y Antiterrorismo de la Policía.

    Además de esta medida, el acuerdo judicial incluye otras disposiciones, como la actualización de las practicas policiales y la eliminación del sitio de internet de la Policía de Nueva York de un informe titulado "Radicalización en Occidente".

    Activistas de derechos humanos valoraron positivamente estas disposiciones.

    "Este acuerdo es importante teniendo en cuenta la escalada de la retórica contra los musulmanes y los crímenes de odio en Estados Unidos", afirmó la organización Defensa de los Musulmanes y el Centro por los Derechos Constitucionales.