México al tope de muertos

La guerra contra el narcotráfico llega a un nuevo récord en muertes.

México al tope de muertos
Crédito: AP
Por AP 24 de agosto de 2014

El gobierno de México anunció el miércoles que la cifra de muertos desde que comenzó la guerra al narcotráfico ascendió a 47.515 hasta septiembre de 2011.


El presidente Felipe Calderón lanzó la ofensiva contra los carteles de drogas en diciembre de 2006.


La Procuraduría General de la República informó el miércoles en un comunicado que la cifra de muertos en los primeros nueve meses de 2011 ascendió a 12.903, comparadas con las 11.583 registradas en el mismo periodo de 2010.


La procuraduría había rechazado solicitudes que ordenaban liberar la información. El organismo daba a conocer periódicamente la cifra de muertos hasta enero de 2011.


El Instituto Federal de Acceso a la Información Pública de México (IFAI) mandó una carta a la procuraduría exhortándola a dar a conocer el número o habría una investigación y posible sanción.


Así, antes de que consejeros del IFAI se reunieran el miércoles a emitir el oficio, el gobierno liberó la cifra que muestra un aumento en la violencia ligada al narcotráfico.


El numero de fallecimientos por presunta rivalidad delincuencial creció un 11,4% en los primeros nueve meses de 2011 en comparación a 2010.


Pero el cambio no fue tan pronunciado como el total del 2009 a 2010 cuando ascendió de 9.614 a 15.273, o un 59%.


"Es el primer año en que el crecimiento de la tasa de homicidios es significativamente menor en comparación con lo observado en los años anteriores", según el comunicado de la procuraduría.


El gobierno dice que el 70% de las muertes ocurren en ocho estados del país, sin especificar cuales.


Las ciudades donde se presentó más violencia por los carteles de droga en el período fueron la fronteriza Ciudad Juárez, con 1.206, la playa de Acapulco, con 795, y la ciudad norteña de Torreón, con 476, según las estadísticas de la procuraduría.


Ciudad Juárez, llamada la ciudad más violenta del país, tuvo cinco veces menos muertos por delincuencia organizada en los primeros nueve meses de 2011. Estos homicidios disminuyeron de 5.800 de enero a septiembre de 2010 a 1.206, el mismo período de 2011.


La procuraduría había querido obtener más información de los fiscales estatales acerca de cada fallecimiento que se presumía había sido a consecuencia del crimen organizado. En un comunicado de la semana pasada, el organismo dijo que el número no estaría listo hasta después de mayo.


Sin embargo, el instituto de acceso a la información, que es autónomo, lo exhortó a seguir con la metodología anterior para dar a conocer la cifra al público. Los consejeros habían prometido mandar un oficio el miércoles para exigir una investigación y posible sanciones a la procuraduría si no daba a conocer el número.


La procuraduría justificó que "más allá del interés legítimo de conocer estadísticas sobre el fenómeno delictivo, lo relevante es garantizar que cada uno de los casos esté siendo investigado".


Registros demuestran que pocos asesinatos son investigados y llevados a corte.