Isaac se aleja, deja lluvia y viento

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Las calles se volvieron canales...

    NUEVA ORLEANS - El huracán Isaac se mantuvo lejos de Nueva Orleáns este miércoles luego de haber tocado tierra la víspera, pero sus ventarrones y aguaceros azotaron un grupo de comunidades pesqueras rurales que contaban con escasas defensas frente al temporal, el cual, aunque se degradó a tormenta tropical, se desplaza lentamente y podría causar incesantes precipitaciones en la región.

    Isaac se presentó exactamente siete años después del devastador huracán Katrina y transitó apenas al oeste de Nueva Orleáns, donde el sistema de diques fortificados de la ciudad sortearon con facilidad la acometida del nuevo meteoro.

    Los mayores problemas de la ciudad parecían ser el derribo de cables de electricidad, la dispersión de ramas así como inundaciones menores. Sólo se había informado de la muerte de una persona en contraste con las 1,800 víctimas fatales que dejó Katrina en Luisiana y Misisipí.

    La policía informó de pocos problemas relacionados con saqueos. El alcalde Mitch Landrieu dispuso un toque de queda que regirá del atardecer al amanecer, por si acaso.

    Sin embargo, en el distrito de Plaquemines, una zona escasamente poblada al sur de la ciudad que se ubica fuera del sistema federal de diques, fueron rescatadas decenas de personas que quedaron aisladas por las inundaciones en las zonas costeras.

    Debido a la tormenta, el agua superó un dique de casi 29 kilómetros (18 millas) y las autoridades consideraban romperlo intencionalmente para eliminar la presión enorme sobre el mismo.

    "De todas partes recibo mensajes de texto en los que piden mi ayuda", dijo el electricista Joshua Brockhaus, que rescataba vecinos en su bote.

    Para la tarde, Isaac se había degradado a tormenta tropical. La Guardia Nacional de Luisiana dio por concluidas las operaciones de rescate en Plaquemines porque, dijo, está segura de que rescataron a todos y no había heridos graves.

    El portavoz de la Guardia Nacional, capitán Lance Cagnolatti, señaló que ésta permanecerá en la zona para participar en las labores de asistencia de los próximos días.

    Los vientos máximos de Isaac habían disminuido para el miércoles en la noche a 96 kph (60 mph).

    Incluso en su momento de mayor intensidad, Isaac fue menos potente que el huracán Katrina que en 2005 devastó Nueva Orleáns.