Hallan posible puerta de avión perdido

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    KUALA LUMPUR, Malasia — Las autoridades vietnamitas que revisan las aguas del Pacífico en busca de un avión Boeing 777 desaparecido detectaron el domingo un objeto que sospechan que sería una de las puertas del avión, al tiempo que agencias de inteligencia de otros países se sumaron a la investigación de dos pasajeros que abordaron el avión con pasaportes robados.

    Casi dos días después que el vuelo MH370 desapareció, no se había confirmado el hallazgo de restos de la aeronave y los últimos minutos antes de la desaparición seguía siendo un misterio. El avión, que llevaba 239 personas a bordo, perdió contacto con tierra mientras volaba sobre el Mar del Sur de China, entre Malasia y Vietnam, tras despegar de Kuala Lumpur el sábado por la mañana con rumbo a Beijing.

    El periódico estatal Thanh Nien reportó que el teniente coronel Vo Van Tuan, subcomandante del ejército de Vietnam, dijo que equipos de búsqueda en un avión que volaba a poca altura habían detectado un objeto que parecía ser una puerta de la aeronave desaparecida.

    Fue hallado en aguas unos 90 kilómetros al sur de la isla de Tho Chu, en la misma área donde se avistaron manchas de combustible el sábado.

    "Desde ese objeto, con suerte, podremos encontrar el avión desaparecido", dijo Tuan. Thanh Nien dijo que dos buques de la policía marítima se dirigían al área.

    El avión desaparecido al parecer cayó al mar cuando iba a altura crucero en medio de buenas condiciones del tiempo y los pilotos al parecer no pudieron enviar una señal de alarma: circunstancias inusuales para que se estrelle una aeronave moderna operada por profesionales.

    En tanto, el jefe de la fuerza aérea de Malasia dijo que el Boeing 777 pudo haber virado de regreso, según un radar militar.

    El jefe de la fuerza aérea, Rodzali Daud, no precisó la dirección que pudo haber tomado el avión o cuánto tiempo duró cuando al parecer se desvió de su ruta.

    "Intentamos hacer que esto tenga sentido", declaró Daud en conferencia de prensa. "Según el radar militar, la aeronave quizá viró de regreso y en algunas partes este aspecto fue corroborado por radares civiles", apuntó.

    El director general de Malaysia Airlines, Ahmad Jauhari Yahya, dijo que los pilotos están obligados a informar la aerolínea y a los controladores de tráfico aéreo cuando emprenden un regreso en "U'' con el aparato. "A partir de lo que tenemos, no hubo señal ni llamada de emergencia, así que estamos igualmente desconcertados", afirmó.

    Las autoridades verifican las identidades sospechosas de dos pasajeros que al parecer subieron al avión con pasaportes robados.

    El sábado, los ministerios del Exterior de Italia y Austria dijeron que los nombres de dos de sus ciudadanos que aparecen en la lista de pasajeros del vuelo son los mismos de dos pasaportes cuyo robo fue denunciado en Tailandia.

    Esta coyuntura y la súbita desaparición del aparato —que los expertos aseguran podría haberse debido a una explosión a bordo— reforzaron las preocupaciones actuales de que lo ocurrido al avión estuviese relacionado con un acto de terrorismo.

    Extremistas de al-Qaida han utilizado antes tácticas similares en un intento para disfrazar sus identidades.

    El ministro de Transporte de Malasia, Hishammuddin Hussein, dijo que solamente dos pasajeros habían usado pasaportes robados y que un reporte previo de que las identidades de otros dos pasajeros eran investigadas no eran ciertos.

    Dijo que las agencias de inteligencia del país mantenían la comunicación con sus contrapartes internacionales, entre éstas el FBI. No facilitó más detalles.

    Malasia, Tailandia, Singapur, Indonesia, China y Estados Unidos, sin contar a la flota de Vietnam, han desplegado 22 aviones y barcos en la región.

    Dos tercios de los pasajeros de la aeronave eran chinos. El resto provenía de Asia, América del Norte y Europa.

    Después de más de 30 horas de la pérdida del contacto con la aeronave, Malaysia Airlines dijo a las familias de quienes iban a bordo que debían "prepararse para lo peor", dijo a la prensa el director comercial de la aerolínea, Hugh Dunleavy.

    En Washington, la Comisión Nacional de Transporte dijo el sábado que un equipo de expertos se dirige a Asia para asistir a las investigaciones sobre la desaparición de la aeronave.

    El equipo incluye investigadores de accidentes de la comisión, representantes de Boeing y de la Administración Federal de Aviación.