Newtown: Fabricante de armas pide retirar demanda tras masacre

Bushmaster Firearms, que fabrica el rifle AR-15, alega que están protegidos por una ley federal.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    NUEVA YORK.-  El fabricante del rifle usado en una matanza en una escuela primaria del estado de Connecticut (EEUU) hace tres años busca que el juez desestime una demanda presentada por algunos familiares de las víctimas, según publican hoy medios locales.

    Un juez de la corte superior de Bridgeport escuchará a partir de hoy los argumentos de las partes y el equipo legal de Freedom Group, matriz del fabricante, basará su defensa en que están protegidos por leyes federal ante este tipo de demandas.

    Bushmaster Firearms, que fabrica el rifle AR-15, alega que están protegidos por una ley federal de 2005 que blinda a los fabricante de armas ante posibles querellas cuando alguien las usa para cometer un crimen, según detalla el periódico local Hartford Courant.

    El 14 de diciembre de 2012 el joven Adam Lanza mató a veinte niños y seis adultos antes de quitarse la vida en la escuela Sandy Hook de la localidad de Newtown, una matanza en la que usó un AR-15 y que volvió a reabrir el debate sobre las armas en Estados Unidos.

    Dos años después de la masacre, los familiares de las víctimas presentaron una demanda civil en la que aseguraron que ese tipo de rifle automático no debería venderse al público al tratarse de un arma diseñada para la guerra y no para la defensa personal.

    La Ley para la Protección del Comercio Legal de Armas (PLCAA) fue aprobada en 2005 por el Congreso durante el mandato del presidente George W. Bush después de una intensa campaña de presión de la Asociación Nacional del Rifle.

    Bajo ese argumento, la empresa quiere que el magistrado desestime el caso pero los demandantes, que buscan compensaciones económicas y otro tipo de acciones en contra de la firma, insistirán en que hay excepciones a esa ley federal, según el canal local News 8.

    Los familiares consideran que esa matanza no habría sido posible sin un arma de esas características y creen necesario que haya consecuencias por la decisión del fabricante de distribuir un arma de guerra entre la población civil.

    El arma utilizada por Lanza era propiedad de su madre, que la había adquirido legalmente, y ella fue la primera víctima del joven, que la asesinó en su domicilio antes de acudir a la escuela Sandy Hook y abrir fuego.