5 personas reciben cargos por explosión en East Village

La explosión dejó dos muertos y al menos 19 heridos.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Después de casi un año de investigaciones sobre la explosión la explosión que dejó dos muertos y más de doce heridos en un restaurante de comida japonesa en el East Village, finalmente las autoridades dieron a conocer la causa del incidente. (Publicado jueves 11 de febrero de 2016)

    NUEVA YORK - Cinco personas recibieron cargos criminales por una explosión mortal en un edificio del East Village el año pasado.

    La explosión ocurrió en pasado 26 de marzo del 2015 en un edificio del bajo Manhattan, dejando un saldo de dos muertos y al menos 19 heridos.

    Las autoridades informaron este jueves que la dueña del edificio María Hrynenko, su hijo Michael, el plomero sin licencia, Athanasios "Jerry" Ioannidi y el contratista general Dilber Kukic, fueron acusados de asesinato en segundo grado, agresión, poner en riesgo a otras personas y otros crímenes, en conexión con la explosión del edificio 121 de Second Avenue.

    Otros dos complejos ubicados entre East Seventh Street y St. Marks Place también resultaron destuidos a causa del estallido.

    Un quinto sospechoso, Andrew Trombettas, recibió cargos por falsificación de presuntamente formular un permiso de arrendamiento de su licencia de plomería a Kukic.

    Los cinco acusados se decolaron no culpables en horas de la tarde del jueves.

    Los socorristas hallaron a Lucó y a Figueroa entre los escombros de lo que era un restaurante de sushi en la planta baja del edificio.

    Los fallecidos fueron Moisés Lucón, de 26 años y quien trabajaba en el restaurante, y Nicholas Figueroa, de 23, un trabajador de bolera que estaba allí por una cita. Lucón tiene familia en Guatemala.

    La causa de la explosión fue atribuida a un escape de gas natural provocado por una tapa que fue colocada ilegalmente en una tubería principal, según informaron las autoridades. 

    Este jueves los investigadores del caso indicaron que los sospechosos alteraron un medidor de una línea de gas del restaurante de Sushi para dar servicio a otros apartamentos de la parte superior del complejo. 

    Dicha manipulación causó la explosión, según añadieron las autoridades.