Mets vuelven a domar a los Cubs y lideran 2-0

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El abridor Jacob deGrom lanzó pelota ganadora durante seis episodios y el segunda base Daniel Murphy puso el bate oportuno que permitió a los Mets de Nueva York vencer de visitantes 3-2 a los Dodgers de Los Ángeles en el quinto y decisivo partido de la serie de división de la Liga Nacional.

    La victoria les permitió a los Mets ganar 3-2 la serie al mejor de cinco y disputaran el banderín del Viejo Circuito con los Cachorros de Chicago a partir del próximo sábado, en el duelo inaugural que será en el Citi Field, de Nueva York.

    Si deGrom (2-0) lanzó pelota ganadora, apoyado por el también abridor novato Noah Syndergaard, que hizo su primera salida como relevista, y el cerrador dominicano Jeurys Familia, Murphy fue el jugador clave en la ofensiva de los Mets.

    El segunda base de los metropolitanos se robó la tercera base y anotó la carrera del empate a 2-2, para luego pegar el jonrón solitario contra el abridor de los Dodgers, Zack Greinke en sexto episodio y puso la carrera de la ventaja que luego sería también la de la victoria.

    Los Mets se vieron abajo en la pizarra 1-2 cuando surgió la velocidad de Murphy y la poca atención de la defensa de los Dodgers para robarse la almohadilla de la antesala desde la segunda.

    El receptor Travis d'Arnaud siguió con un elevado de sacrificio y Murphy pisó la goma del plato con la carrera del empate (2-2) que permitió a los Mets cambiar la inercia del partido a su favor.
    El daño definitivo lo hizo Murphy con su jonrón solitario y se fue de 3-3 ante Greinke (1-1), el segundo abridor estelar de los Dodgers, que cargó con la derrota, mientras que el toletero de los Mets dejó en .333 su promedio de bateo.

    Murphy ha sido capaz de pegar tres cuadrangulares durante la serie contra Greinke y el estelar zurdo Clayton Kershaw.

    DeGrom (2-0), que se quedó con la victoria, aunque permitió corredores en base las cinco primeras entradas al final sólo cedió dos carreras con sencillos impulsadores del tercera base Justin Turner y el jardinero derecho Andre Ethier, que fueron los que pusieron a los Dodgers con la ventaja parcial de 2-1.

    El Novato del Año de la pasada temporada en la Liga Nacional, retiró a siete bateadores rivales por la vía del ponche, dio tres bases por bolas y logró la segunda victoria consecutiva en el Dodger Stadium durante la serie después que también ganó el primer juego.

    Syndergaard trabajó perfecto en séptimo episodio y Familia estuvo intratable desde el montículo para sacar por primera vez en su carrera profesional los seis últimos "outs" de un partido.

    Familia retiró al polémico segunda base Chase Utley, que salió como emergente después que en el segundo partido en un deslizamiento muy duro en la segunda base le fracturó la pierna derecha al campocorto panameño Rubén Tejada, acción por la que fue suspendido con dos partidos, pero apeló el castigo y todavía no ha sido revisado.

    La derrota fue Greinke que en seis entradas y dos tercios permitió seis imparables, tres carreras limpias, dio sólo una base por bolas y abanicó a nueve bateadores rivales, que lo dejaron con 3.29 de promedio de efectividad.

    Antes del partido se recordó el vigésimo séptimo aniversario del jonrón que Kirk Gibson pegó con los Dodgers en el primer juego de la Serie Mundial de 1988 que ganaron a los Atléticos de Oakland.

    Sin embargo, esta vez, los Dodgers no encontraron a ningún jugador que hiciese la hazaña de la remontada a pesar que dejaron a 11 corredores en base ante la frustración de los 54.602 espectadores que llenaron las gradas del Dodger Stadium.

    Por tercer año consecutivo, los Dodgers, a pesar de haber invertido 289 millones de dólares en su plantilla, la más cara de las Grandes Ligas, siguen sin ganar un título de la Serie Mundial desde 1988.