Lucha en Ucrania podría dividir el país

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    GETTY

    SIMFEROPOL (Ucrania) - Los legisladores de Crimea declararon por unanimidad el jueves que desean unirse a Rusia y llevarán a cabo un referendo al respecto el 16 de marzo, mientras que los legisladores rusos presentaron una iniciativa de ley para facilitar el acto de entrega.

    Es casi seguro que la mano del presidente ruso Vladimir Putin está detrás de la drástica medida, pero no está claro si está intentando conseguir una anexión de manera absoluta o simplemente fortaleciendo su posición en las negociaciones.

    La respuesta de los países occidentales fue menos contundente: la Unión Europea anunció medidas de castigo limitadas contra el gobierno de Putin -incluida la suspensión de negociaciones sobre comercio y visas- y Estados Unidos dijo que estaba imponiendo restricciones de viaje a adversarios del nuevo gobierno ucraniano. Ambos estaban analizando mayores sanciones.

    Desde la Casa Blanca, el presidente Barack Obama dijo que cualquier decisión sobre el futuro de Crimea, una región pro rusa en Ucrania, debe incluir al nuevo gobierno del país.

    El presidente dejó esto muy en claro al entablar una conversación telefónico con Putin esta tarde en donde enfatizó que Rusia estaba violando leyes internacionales al intentar pasar por encima de la soberanía de Ucrania.

    "El referendo sobre el futuro de Crimea violaría la Constitución y el derecho internacional", declaró Obama. "Han quedado muy atrás los días en que las fronteras pueden redibujarse pasando encima de los líderes democráticos".

    No obstante, los votantes tendrán la última palabra ya que el Parlamento de Crimea anunció que permitiría que los crimeos, 60% de los cuales son de etnia rusa, decidan si quieren convertirse en parte de su gigantesco vecino del oriente dentro de los próximos 10 días.