Se populariza la educación bilingüe

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    PORTLAND, Oregon, EE.UU. (AP) -- Cuando Rachel Martínez-Regan se graduó en la escuela secundaria de Corvallis este mes, su diploma tenía un bono: una certificación como graduada bilingüe.

    La joven es una de más de una decena de estudiantes de esa escuela de Oregon que recibieron esa distinción con base en su destreza en inglés y en español. El honor es parte de un proyecto piloto encabezado por varios distritos escolares en el estado con programas en los dos idiomas y el Departamento de Educación de Oregon planea hacer que los sellos de certificación estén disponibles en todo el estado el año próximo.

    California, Nuevo México, Washington, Illinois y Luisiana están entre los demás estados que reconocen y recompensan la educación bilingüe.

    Martínez-Regan afirmó que el programa bilingüe fue exigente pero confió en que le daría impulso a su carrera.

    "Quiero ser abogada, dar una voz a la comunidad de habla hispana", afirmó la joven, que es en parte de ascendencia hispana pero que no hablaba español antes de inscribirse en el programa. En el otoño asistirá a la Universidad de Yale.

    Los programas de dos idiomas han ganado popularidad en la nación a medida que los empleadores consideran necesarios los empleados bilingües y los trabajadores biculturales y que más padres ven el bilingualismo como algo conveniente para que sus hijos triunfen en un mundo globalizado.

    Esos programas se ofrecen en español, mandarín, ruso y vietnamés, entre otros idiomas y muchos programas tienen listas de espera. Los estudiantes inscritos estudian materias en otro idioma por lo menos durante parte de la jornada escolar.

    Los expertos dicen que los programas duales y los idiomas que enseñan reflejan la creciente diversidad en la nación y el hecho de que los estudiantes que hablan en su casa otro idioma además del inglés conforman una de las poblaciones de mayor crecimiento.

    El Congreso dispuso por primera vez la educación bilingüe en 1968 para impedir que los estudiantes que hablaban otros idiomas no quedaran rezagados y de ese modo les enseñaban las materias en sus idiomas nativos a la vez que aprendían inglés. Los programas bilingües florecieron durante décadas.

    Sin embargo, a medida que aumentó el número de inmigrantes, especialmente asiáticos e hispanos, en la década de 1980 y 90, más de 20 estados hicieron del inglés su idioma oficial en un esfuerzo por asegurar que el inglés no perdiera su dominio.

    Los críticos, incluso algunos padres de inmigrantes, dijeron que la educación bilingüe era costosa e inefectiva para los que aprendían inglés. Varios estados, incluso California y Arizona, prohibieron la educación bilingüe.

    Sin embargo, en los últimos años, sin embargo, la educación bilingüe ha recuperado su popularidad y atrae cada vez más a estudiantes cuyo idioma nativo es el inglés. El número de programas educativos en dos idiomas creció de unos 260 en toda la nación a los 2,000 a 3,000 actuales, según la Asociación Nacional para la Educación Bilingüe, con sede en Maryland.

    "Los padres estadounidenses llegan a la conclusión de que las vidas y las oportunidades económicas de sus hijos están vinculadas a la condición de ser bilingües", dijo el director ejecutivo del grupo, Santiago Wood.