Asesino de familia sentenciado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un hombre de Illinois que fue encontrado culpable de matar a su esposa y sus tres hijos, fue sentenciado el martes a cuatro cadenas perpetuas en prisión. Christopher Vaughn fue declarado culpable de asesinar a toda su familia, para así poder empezar una nueva vida en Canadá. "Este hombre es un psicópata sin corazón, sin alma, que ha cometido una atrocidad diabólica" dijo el fiscal estatal del condado de Will, James Glasgow, tras la sentencia. "No hay un castigo que se ajuste a este crimen".

    Galería de asesinos múltiples. La sentencia fue dictada después de que un juez dictaminara que Vaughn no se merecía un nuevo juicio, rechazando el argumento de su abogado defensor de que un juicio de alto perfil que se llevó a cabo al mismo tiempo que de Vaughn, podría haber influido en el jurado. George Lenard, abogado de Vaughn, argumentó que su cliente no recibió un juicio justo, en parte debido a las conferencias de prensa realizadas por los abogados de Drew Peterson, afuera de la corte donde se llevaba a cabo el juicio de Vaughn, afectaron su propia credibilidad como abogado defensor. Pero el juez Daniel Rozak, desestimó dicho argumento, diciendo que no hay pruebas de que los miembros del jurado en el juicio de Vaughn tomaran a consideración las acciones de los abogados de Peterson, o tan siquiera que hubieran estado conscientes de que las conferencias de prensa tomaron lugar. Antes de la sentencia, las declaraciones de los familiares de las víctimas fueron leídas. Un declaración particularmente desgarradora, fue la de la hermana gemela de Kimberly Vaughn, Susan J. Ledbetter. "Kim y yo no vamos a poder compartir nuestra celebración de cumpleaños 40 este año", dijo Ledbetter. "Mi cumpleaños sigue siendo muy difícil para mí, porque también era de Kim, y siempre lo he compartido... me pregunto en silencio si mis padres y mi hermana mayor experimentan dolor en mi presencia porque Kim y yo compartíamos no sólo nuestra apariencia, sino también muchos de los rasgos de nuestra personalidad. Tengo un dolor profundo en mi ser más íntimo por saber que el acusado, Christopher Vaughn, tomó una parte de mí". Vaughn fue declarado culpable de cuatro cargos de asesinato en primer grado, mismos que llevan una cadena perpetua obligatoria, tras un juicio que duró cinco semanas y media, por los asesinatos de su esposa, Kimberly Vaughn, de 34años de edad, y de sus hijas Abigayle, de 12 años de edad, Cassandra, de 11, y su hijo Blake, de 8 años de edad. Los investigadores dijeron que en la mañana del 14 de junio del 2007, Vaughn sorprendió a su familia con la noticia de que los llevaría a pasar el día a un parque acuático, pero poco después de comenzar el viaje, el padre de familia se salió de la carretera. Los fiscales alegaron que primero le disparó a su esposa y luego disparó dos veces a cada uno de sus hijos, quienes estaban en el asiento trasero. De acuerdo con los fiscales, Vaughn se dio un tiro en la pierna y otro en la muñeca para hacer parecer que su esposa fue la atacante.