Nuevas medidas tras colapso de grúa en Manhattan

El inmenso aparato quedó tendido en medio de la calle y aplastó vehículos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El colapso dejó una persona muerta y tres personas heridas. (Publicado viernes 5 de febrero de 2016)

    NUEVA YORK – Entran en vigor nuevas medidas de seguridad tras el colapso mortal de una grúa de construcción en Manhattan.

    La grúa estaba siendo colocada en una posición segura por los vientos que castigaban el viernes a Nueva York, cuando esta se desplomó aparatosamente, dejando a una persona muerta y otras tres heridas, informaron fuentes oficiales.

    El área afectada es el barrio comercial de Tribeca, en el bajo Manhattan. El suceso se registró en medio de una fuerte nevada que afectaba este viernes a Nueva York.

    El alcalde informó de que la persona que falleció estaba dentro de uno de los vehículos que aplastó la grúa al caer. La víctima fue identificada como David Wiches, de 38 años de edad.

    Este domingo cientos de allegados, incluyendo al alcalde Bill de Blasio, se dieron cita para dar el último adiós a Wiches, quien fue catalogado por sus familiares como un genio de la matemática. El mismo era un graduado de la universidad de Harvard y trabajaba en el sector financiero de Wall Street.

    Dos de los tres heridos contrajeron lesiones graves, pero ya se encontrar fuera de peligro, según informaron las autoridades. Ninguno de los trabajadores del equipo que estaba manejando la grúa resultó herido.

    Según explicó el alcalde, el equipo que manejaba la grúa había decidido ponerla en una posición más segura por los vientos que afectaban a la ciudad, de 32 kilómetros por hora.

    Cuando los vientos superan los 40 kilómetros por hora, el fabricante de la grúa recomienda bajarla y ponerla en una posición más segura, por lo que los operarios estaban en pleno proceso para asegurarla cuando se cayó repentinamente.

    "Gracias a Dios no fue peor", afirmó el alcalde, al referirse que, afortunadamente, durante el procedimiento se cortó la calle y se interrumpió el tráfico de personas, aunque algunas de ellas sufrieron lesiones por el derrumbe de la grúa.

    Bajo las nuevas medidas, todas las grúas de construcción tendrán que ser aseguradas cuando el pronóstico del tiempo indique vientos de 20 millas por hora o más.

    La ciudad de Nueva York también indicó que mantendrá aislados a transeúntes de las zonas en donde las grúas de gran escala estén operando. Los residentes de dichas zonas también serán informados cuando una grúa tenga que moverse de posición.

    La grúa accidentada era del tipo móvil, menor a las grandes grúas fijas que hay en esta ciudad, y podía alcanzar una longitud máxima de 172 metros, aunque estaba a una altura de unos 20 pisos.

    Se encontraba allí apoyando la remodelación de un edificio industrial que se está habilitando para apartamentos de lujo, y su misión era colocar equipos de aire acondicionado en el tejado, según dijeron funcionarios de la Alcaldía que acompañaban a De Blasio.

    El alcalde dijo que se trata de la primera grúa que se desploma en Nueva York desde 2008. El pasado 31 de mayo, no obstante, cayó de una gran altura una pesada carga que estaba levantando una grúa y en el accidente resultaron siete personas heridas.

    Un día antes del accidente estuvieron en el lugar equipos de la alcaldía para aprobar un desplazamiento de la grúa, según informó De Blasio, pero el accidente de hoy estuvo ligado a las acciones para asegurar la máquina por los vientos que sufría la ciudad.

    El alcalde dijo que las autoridades decidieron evacuar las oficinas afectadas, entre ellas los cuatro edificios de la Facultad de Derecho de Nueva York y la sede de la Corte Suprema del estado de Nueva York.

    Aunque el accidente generó una fuga de agua al afectar a las canalizaciones, el alcalde descartó que haya otra de gas, aunque dijo que se está revisando la zona.

    La zona estará aislada durante varios días, agregó el alcalde, mientras continúan las labores de limpieza y reparaciones.