Arrestos por muerte de Stevens

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La ola de violencia destada en más de diez países, suma doscientos heridos, veinte sólo en Yemen y una víctima, reportadas hasta ahora por las autoridades.

    Al grito de "¡Muera Estados Unidos!" centenares de manifestantes lograron este jueves irrumpir brevemente en la Embajada de EEUU en Saná durante una protesta contra una película sobre el profeta Mahoma, considerada blasfema por los musulmanes.

    Dentro del recinto, solo alcanzaron el patio interior ya que no consiguieron entrar en ninguno de los edificios del complejo, aunque lograron quemar varios vehículos diplomáticos y romper los cristales de las ventanas de algunos inmuebles.

    Los marines de la embajada dispararon al aire para dispersar a los manifestantes, mientras la policía antidisturbios yemení lanzaba gases lacrimógenos y empleaba cañones de agua para echar a los participantes en la protesta.

    Los agentes se vieron obligados a cerrar todas las calles que acceden al complejo y lanzan tiros al aire para alejar a los manifestantes, que están intentando acercarse de nuevo la legación diplomática.

    El Embajada de EEUU en el Yemen es uno de los edificios más fortificados de Saná. Este jueves la sede diplomática estaba cerrada porque el fin de semana en el Yemen es el jueves y el viernes. Testigos dijeron a Efe que los manifestantes pudieron irrumpir en el recinto porque los guardias yemeníes que lo protegen no actuaron para impedirlo.

    Además del Yemen, Egipto es este jueves escenario de protestas en los alrededores de la legación estadounidense, que han causado 16 heridos por el vídeo de Mahoma, que está publicado en internet.

    Esa grabación fue supuestamente el desencadenante de la manifestación frente al consulado estadounidense en Bengasi, en el este de Libia, que acabó la noche del martes en un ataque contra el edificio en el que perdió la vida el embajador Christopher Stevens y tres empleados de la legación.

    Las sedes de Estados Unidos en Yemen, Egipto y Libia han sido atacadas en protesta por una película sobre el profeta Mahoma que los musulmanes consideran ofensiva. Las autoridades locales intentan restaurar el orden después que las revueltas populares del año pasado depusieron sus regímenes autoritarios.

    Los manifestantes destrozaron ventanas tras penetrar en los terrenos del recinto diplomático, aunque no lograron ingresar en el edificio principal que contiene las oficinas. Grupos de jóvenes enardecidos arriaron la bandera estadounidense en el patio principal, la quemaron y la sustituyeron con una enseña negra que tenía la consigna "Sólo hay un Dios, Alá".

    Las fuerzas de seguridad yemeníes que acudieron al lugar efectuaron disparos de advertencia al aire y lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, a los que finalmente lograron desalojar de los predios de la embajada tras 45 minutos de ocupación y cerraron las calles aledañas. No quedó claro si había personal consular en la embajada en el momento del ataque.

    Los manifestantes arrancaron el letrero de la sede diplomática, incendiaron neumáticos y apedrearon las instalaciones.

    La embajada yemení en Washington condenó el ataque y prometió asegurar la seguridad de los diplomáticos extranjeros y aumentar la vigilancia y medidas cautelares en torno a sus misiones en el país.

    El ataque fue similar a los ocurridos el martes en la capital egipcia y en la ciudad libia de Bengasi, donde una muchedumbre atacó el consulado estadounidense y mató al embajador Chris Stevens, así como a otros tres norteamericanos.

    Yemen cuenta con la rama más activa de al-Qaida y Estados Unidos es la principal potencia extranjera que respalda la campaña del gobierno yemení contra el terrorismo. El gobierno anunció el martes que el lugarteniente de al-Qaida en Yemen fue muerto por un avión teledirigido estadounidense, un duro golpe contra la red.

    La violencia se ha extendido a medida que crece la indignación por una película llamada "La inocencia de los musulmanes", crítica del profeta Mahoma. El video, una cinta de aficionados, fue producido en Estados Unidos y difundido en YouTube. El cineasta, productor y director del controversial filme, se mantiene oculto.

    Las autoridades estadounidenses investigan además la posibilidad de que los desmanes consulares en Libia hayan sido una acción coordinada para coincidir con el undécimo aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

    También se produjeron manifestaciones en Túnez. La policía trataba de controlar con gas lacrimógeno al menos a 300 personas.

    En otro suceso, se habla de siete escoltas muertos y dos empleados más como víctimas del atentado, donde la onda expansiva alcanzó una tienda próxima al lugar del ataque al ministro de defensa yemení el pasado martes.

    Las víctimas se producen a causa de una explosión en la capital de Yemen, Saná, al paso del convoy del ministro de defensa yemení, Ahmad Mohamed Naser, quien resultó ileso.

    Según los testigos, el ataque fue realizado con un coche bomba y una columna de humo se elevó sobre el centro de la ciudad después del estallido.

    Este atentado tiene lugar un día después de que el el ministerio de defensa yemení informara de la muerte del considerado "número dos" de la red terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga, el saudí Said al Shahri, en un ataque del ejército en la provincia de Hadramut, en el este del país.

    Según pudo constatar Efe, los manifestantes derribaron la puerta principal del complejo de la legación diplomática, donde también se ubica la residencia del embajador.

    Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/09/13/1299382/agreden-embajada-de-eeuu-en-yemen.html#storylink=cpy