Asesinato en el Río Hudson: Revive macabra confesión

La mujer recibió cargos de asesinato tras un paseo mortal por el Río Hudson.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NUEVA YORK – La mujer acusada de asesinar a su novio, luego que el mismo desapareciera en las aguas del Río Hudson, compareció nuevamente en una corte de Nueva York, esta vez haciendo una macabra confesión.

    Angelika Graswald, de 35 años, y su novio, Vincent Viafore, de 46, practicaban piragüismo (kayaking) en una zona de Orange County el pasado 19 de abril del 2015, cuando presuntamente la canoa de Viafore se viró y este desapareció entre las aguas al no poder sostenerse y salir a flote debido a las fuertes olas, según la versión de Graswald.

    Las autoridades habrían indicado que Graswald mató a su novio intencionalmente con la intención de cobrar un monto de $250,000 de su seguro de vida.

    La fiscalía destacó que Graswald dijo haber removido la tapa de drenaje de la canoa de Viafore, no llamó a las autoridades a tiempo y alejó un remo boyante para que la víctima no pudiese mantenerse a flote.

    Las presuntas declaraciones de Graswald fueron confirmadas este lunes por un detective estatal que testificó ante el jurado, añadiendo que la acusada no mostró ningún tipo de emoción cuando fue rescatada.

    Graswald se declaró no culpable previamente en una corte de Orange County de los cargos de asesinato que se le adjudican; la misma sostiene su inocencia.

    Inicialmente las autoridades indicaron que la acusada trató de ayudar a su prometido, quien no llevaba un chaleco salvavidas, pero luego de alertar al 911 del suceso, esta también cayó al agua y tuvo que ser rescatada por un barco que pasaba por el área. En ese entonces Graswald tuvo que ser tratada por hipotermia en un hospital local, según las autoridades.

    Aunque la canoa de Viafore fue recuperada, su cuerpo nunca fue encontrado, a pesar del esfuerzo de varios rescatistas, patrullas marinas y el cuerpo de bomberos.

    Cinco días después del incidente, Graswald concedió una emotiva entrevista a News 12 en la que rompió en llanto, e indicó que su prometido le dijo que no creía que saldría vivo de allí.

    Graswald fue acusada de asesinato en primer grado y ordenada a permanecer en cárcel bajo una fianza de $3 millones.