Árbol produce 40 tipos de frutos por sí mismo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Courtesy of Ronald Feldman Fine Arts, New York

    "El Árbol de 40 Frutas",  conocido en inglés como “The Tree of 40 Fruit” es una pieza de arte hecha por el artista contemporáneo Sam Van Aken. El mismo, ha creado una serie de árboles “mágicos” a base de híbridos de frutas y plantas. 

    A través de una técnica de siembra llamada “chip grafting”, el artista transplantó injertos de diferentes tipos y variedades de plantas frutales, con la capacidad de producir más de40 tipos de futas, a la raíz de un solo árbol.

    Duraznos, ciruelas, albaricoques, nectarinas, cerezas e incluso almendras, son algunos de los frutos que el árbol produce luego de que la rama del injerto trasplantado se adhiere al tronco del árbol principal.

    Durante el año, el artista planifica que tipo de injerto de fruta va a cosechar en cada árbol, luego de establecer un patrón del tiempo de crecimiento entre las especies y la temporada en que florecerán en relación a las demás.

    “Al esculpir las diferentes variedades de raíces en el árbol en cierto orden, puedo esencialmente saber de qué forma van a florecer y dar frutos”, dice Van Aken.

    Durante la primavera “los arboles de 40 frutas” florecen con diferentes tonalidades de colores blancos, rosados y pasteles y para el verano el árbol comienza a dar frutas en la secuencia en que fueron injertados.

    Siguiendo este proceso, el artista ha creado más de una docena de este tipo de árboles que se encuentran en diferentes museos a través de los Estados Unidos.

    Con este árbol escultórico, Van Aken explora la temática de la ingeniería genética, el monocultivo, así como la relación de la humanidad con la naturaleza que le rodea.