Huracán Irma descargó su furia contra Florida tras destrozar el Caribe