Los peor vestidos de la semana

Es posible ser famoso, rico y popular, pero el que lo és, no necesariamente es elegante y sensato a la hora de elegir su vestuario.