Amenaza con comerse a policías

Los agentes tuvieron que ponerle una máscara-bozal.

Amenaza con comerse a policías
Crédito: EFE
Por EFE 28 de agosto de 2014

Miami registró otro caso de un hombre que gruñó a dos policías, amenazó con devorarles y trató de morderlos tras ser arrestado, en un hecho que ocurrió una semana después de que un individuo destrozara con sus dientes el 75 por ciento del rostro de un indigente.



Brandon De Léon, un desamparado de 21 años, fue detenido cuando ingresó a un restaurante, insultó a los agentes que se encontraban en el local y estos procedieron a detenerlo por conducta desordenada, según el informe policial al que Efe tuvo acceso este miércoles.



"Cuando era trasladado a la estación policial, Brandon comenzó a golpear su cabeza varias veces contra el vidrio del vehículo mientras gritaba 'me los voy a comer'", según el reporte de la Policía de North Miami Bech, en el sur del estado de Florida (EE.UU.).



De León trató de morder a otro agente en la estación policial cuando se le estaba midiendo la presión arterial.



"Brandon gruñía, abría y cerraba la boca y rechinaba los dientes como lo hubiera hecho un animal (...)", dijeron agentes en el informe sobre el arresto realizado el pasado sábado.



El hombre fue inmovilizado de nuevo en el suelo, se le colocaron esposas y se le trasladó a una celda, pero allí se "comenzó a actuar de manera extraña": ladró y gruñó a los agentes, para luego golpear, otra vez, su cabeza repetidamente contra la pared con tal violencia que hizo sospechar a la Policía que estaba bajo los efectos de una droga.



Bajo el temor de que pudiera hacerse daño, los agentes le pusieron una máscara-bozal para trasladarlo a un hospital y someterle a análisis de drogas.



"Cuando lo arrestamos, estaba en posesión de una bebida llamada Four Loko, que es una combinación de (sustancias de ) energía y 12 por ciento de alcohol. También tenía una botella de ron vacía. Luego se descubrió que estaba bajo la influencia de una nueva droga, la Cloud 9, que es una sustancia que puede ser fumada como la marihuana", informó la Policía.



El agente José Assael dijo que al día siguiente del incidente, mientras se realizaba un operativo entre los indigentes de una zona de Miami hallaron que un hombre poseía un paquete de Cloud 9 vacío y éste declaró que lo había comprado en una estación de gasolina.



Esa droga, conocida también como "Sales de baño" o "Ivory Wave", es una sustancia sintética que produce efectos similares al Extasis y los síntomas son agitación, comportamiento errático, dolor de cabeza, palpitaciones, náusea, ataques de pánico severo, excesiva sudoración, alucinaciones, paranoia y ansiedad.



El incidente de De Léon sucedió una semana después de que Rudy Eugene devorara las orejas, parte de la frente y los ojos al indigente Ronald Poppo, en un lateral de la rampa del viaducto McArthur del centro de la ciudad que conecta con Miami Beach.



La Policía todavía investiga si el victimario, de 31 años, actuó bajo los efectos de las "Sales de baño".