“El Sol” en Las Vegas

Luis Miguel celebra "El Grito" con un concierto.

“El Sol” en Las Vegas
Por TELEMUNDO ARIZONA Y PUNTO 18 de agosto de 2014


LAS VEGAS - El cantante mexicano Luis Miguel celebró con sus compatriotas la fiesta que conmemora "El Grito", que marca el comienzo de la independencia de México, con un concierto en Las Vegas en el que repaso su repertorio.
Con su habitual traje negro, el artista conocido como "El Sol de México" comenzó su presentación en un abarrotado Colosseum del Caesars Palace con el tema "Mujer de Fuego", al que siguió el popular "Suave" y "Si te vas".
"Muchísimas gracias señoras y señores, gracias Las Vegas por estar esta noche conmigo", dijo el cantante en sus primeras palabras al público para después anunciar que cantaría "un poco de todo, boleros, mariachis, para no quedar mal con nadie".
Acompañado de diez músicos, Luis Miguel se entregó a un público que lo acompañó cantando sus temas más conocidos como "Contigo en la distancia", un bolero, que según el cantante, es "uno de las más bonitos" que ha tenido "la suerte de grabar".
También interpretó los populares "La Barca" y "No se tú", en los que el cantante dejaba al público cantar las letras e hizo un guiño a Frank Sinatra al ofrecer una canción en inglés.
El homenaje a su país llegó con la intervención de mariachis y de un ballet de danza tradicional para luego dar paso a los típicos temas mexicanos como "El rey", "Que seas feliz" o "De qué manera te olvido".
Luis Miguel cerró la noche interactuando con el público y cantando otros de sus éxitos como "Por debajo de la mesa", "Sol, arena y mar" o "Un hombre busca una mujer".
Las Vegas celebra este fin de semana una de sus temporadas más intensas del año para celebrar el 203 aniversario de "El Grito", con el que se inició la independencia de México, y que atrae a esta ciudad de Nevada a miles de turistas del país vecino.
Para ello, la ciudad, hoteles y establecimientos comerciales han organizado una serie de actos que ensalzan la cultura mexicana y con los que se busca seguir posicionando este destino como uno de los mayores atractivos turísticos de Estados Unidos.