Aprender automáticamente ¿es posible?

Gracias a recientes investigaciones, lo que vimos en The Matrix, podría convertirse en realidad.

Aprender automáticamente ¿es posible?
Crédito: Flickr
Por Telemundo Local 1 de septiembre de 2014

En una escena muy conocida de The Matrix, Neo (interpretado por Keanu Reeves) se recuesta en la silla de un dentista de alta tecnología y a través de electrodos descarga una serie de programas de entrenamiento de artes marciales en su cerebro. Aparentemente, la información se transfiere a través de la corteza visual. Después, parpadea los ojos y recita los conocimientos: "Sé kung fu" afirma.


El aprendizaje automático, ha sido desde hace mucho tiempo un sueño y mucho creyeron que permanecería como una aspiración por muchísimo tiempo más. Sin embargo, gracias a las recientes investigaciones del neurocientífico Takeo Watanabe, de la Universidad de Brown, lo que parecía ciencia ficción podría convertirse pronto en un hecho científico.
UN POCO DE HISTORIA


Para entender el descubrimiento de Watanabe, es muy útil saber un poco acerca de la plasticidad del sistema visual y su capacidad de cambio. Hace veinte años, los neurocientíficos sostuvieron que después de un cierto período crítico, por lo general no más de los primeros 12 meses de vida, el sistema visual entero se había vuelto demasiado rígido para que cualquier aprendizaje tenga lugar. Es decir, había perdido su plasticidad.

Esta visión comenzó a cambiar hace unos 15 años, cuando el neurobiólogo israelí Dov Sagi descubrió que con un entrenamiento intensivo en determinadas tareas visuales, tales como la vista orientada a un destino (la capacidad de mirar a un punto en la pared, mirar hacia otro lado, y luego mirar hacia atrás al mismo punto), las personas mayores de 12 meses podrían mejorar su desempeño en esas tareas. El descubrimiento de Sagi sobre "aprendizaje perceptivo" derribó el concepto de "visión rígida"

Los sujetos de la investigación de Sagi todavía se tenían que entrenar conscientemente con señales visuales antes de ver alguna mejora. El aprendizaje no se manifestó de repente, como lo hizo para Neo. Pero en 2011, Watanabe diseñó un experimento para ver si algo así como el aprendizaje automático podía ser posible. Se preguntó si podía entrenar el sistema de visión sin el conocimiento del sujeto y sin el uso de un estímulo.


Tras varios intentos para decifirar cómo hacerlo llegó a una curiosa respuesta. Al intentar decifrar cómo el ser humano hace crecer un círculo en su mente, se dio cuenta que el cerebro aplica patrones de percepción recientemente aprendidos. Cuando dio conel patrón, el discoempezó a expandirsede forma automática,sin necesidad de formación.


Sus prácticas continuaron optimizándose, sin embargo, aún estamos muy lejos del aprendizajeautomático.Las descargasde conocimientoal estilo Matrix requeriránmucho quegrabar y reproducirlos patrones de activaciónvisual de la corteza cerebral.Además, todavía nadie sabesi este tipo defenómenotambién se presentaen lugares comola corteza motorao la cortezaauditiva, lo que seríaútil enel dominiode las habilidades físicaso lingüísticas.


DIVERSOS USOS


No obstante, Watanabesostiene que estemétodo, también, se puede utilizarpara curar la depresión."Creo quepodríamos fácilmenteentrenar ala gente para serfeliz" y agrega"Deberíamos mostrar fotosde bebésy gatitosy otras imágenes, que se sabe, elevan el estado de ánimo,grabar yutilizar este modelocomo el detonante deampliacióndel disco.Entonces, cuando los sujetosrealicen una determinada tarea, la harán felices"

Watanabe provee otra posibilidad"Creo quela técnica se podríautilizar paraborrar los recuerdos,como la eliminación de12 meses dela vida de unapersona" y agrega "Sila memoriaestá asociada aalguna clave, podríamosinducirun patrón queno tiene nada quever con lamemoria, mientras que laseñalque se presenta.De esta manera, cuando laseñales dada, eltema haríarecordar a lamemoria implantadaen lugar de a lamemoria real."Podríaser útilpara las personas contrastorno de estréspost-traumático, aunque también podríaser objeto de abuso"


Fuente:


Discoverymagazine.com