Bruno Mars candente en el Super Bowl

Millones vieron de primera mano porqué se trata de uno de los artistas más emocionantes de su generación.

Bruno Mars candente en el Super Bowl
Crédito: Getty Images
Por AP 30 de julio de 2014

Cualquiera que haya estado preocupado de cómo le iba a ir a Bruno Mars en uno de los más grandes escenarios del mundo, claramente no había visto nunca al joven astro del pop cantando en vivo. Eso sin duda cambió el domingo por la noche, cuando decenas de millones vieron de primera mano porqué es uno de los artistas más emocionantes de su generación.
Mars, de 28 años, trajo su enérgico espectáculo al medio tiempo del Super Bowl, creando lo que se sintió como un show íntimo en la arena y agrandándolo en lo que se ha convertido un momento decisivo para quienes le antecedieron en la lista de artistas que se han presentado en la gran final de la NFL.
El cantante ganador del Grammy borró cualquier vestigio de duda desde el momento en que apareció en la pantalla con una chaqueta dorada casi tan deslumbrante como su sonrisa. Interpretó con aplomo un impresionante solo de bacteria mientras atravesaba el campo en una plataforma elevada motorizada, y una vez en el escenario se unió a su extraordinaria banda para cantar una serie de éxitos en vivo. Entonces integró sin interrupciones a su espectáculo a los Red Hot Chili Peppers.
"Hubo muchos incrédulos y mi amigo cumplió", dijo el comentarista de Fox Howie Long tras la actuación.
Y no se puede negar. No hubo fallas ni momentos negativos de los que se pueda hacer comidilla el lunes por la mañana. Y aunque se puede discutir sobre el valor de ver al cantante cincuentón de los Chili Peppers Anthony Kiedis sin camisa, el rockero logró igualar la energía de Mars con su breve aparición, que no fue menos memorable.