Niegan nuevo juicio a O.J. Simpson

Una jueza le apagó los sueños al ex futbolista de la NFL, quien aún debe cumplir unos cuatro años en cárcel.

Niegan nuevo juicio a O.J. Simpson
Crédito: AP
Por AP 28 de julio de 2014

NUEVA YORK - Una jueza en Las Vegas rechazó este martes la petición de O.J. Simpson, quien buscaba someterse a un nuevo juicio, con lo que se esfumaron en lo inmediato las esperanzas de libertad del ex astro del fútbol americano, quien considera que su abogado cometió muchos errores en el proceso original que se le siguió hace más de cinco años por robo y secuestro.


"Todos los argumentos en esta petición carecen de méritos y, en consecuencia, esto se niega", dijo la jueza de distrito del condado de Clark, Linda Marie Bell.


La abogada de Simpson, Patricia Palm, dijo que quería hablar con su cliente antes de emitir declaraciones sobre la decisión. Ozzie Fumo, otro abogado, previó que se presentará una apelación ante la Corte Suprema del estado de Nevada.


Si esa apelación no prospera, el ex jugador de 66 años podría acudir a los tribunales federales para argumentar que se violó su derecho constitucional a una defensa legal efectiva.


El fallo de 101 cuartillas surgió después de que un jurado en la corte de distrito de Clark determinó en 2008 que Simpson era culpable de secuestro, robo a mano armada y otros cargos. El ex astro de los Bills de Búfalo aseguró que sus acciones constituyeron un intento por recuperar artículos personales en la habitación de un hotel, de manos de dos coleccionistas de reliquias deportivas, que se los habían quitado.


En julio, Simpson se había anotado una pequeña victoria, cuando una comisión de Nevada le otorgó la libertad condicional por cinco sentencias concurrentes. Pero ese fallo no derivó en que Simpson saliera de la cárcel, pues enfrenta todavía una pena de por lo menos cuatro años por otros cargos de los que se le halló culpable.


Simpson fue esposado y encarcelado el 3 de octubre de 2008, cuando se dictó el fallo. En diciembre de ese año se le sentenció a pasar 33 años en una prisión estatal de Nevada.


Aquella sentencia en Las Vegas llegó exactamente 13 años después de que fue exonerado de homicidio en Los Ángeles, por la muerte de su ex esposa Nicole Brown Simpson y de Ronald Goldman, amigo de la mujer. Esos asesinatos ocurrieron en 1994.