San Francisco y Oakland en la lucha

Ambas novenas obtuvieron triunfos inesperados. Arias fue el heroe de la Bahía.

El lanzador inicialista de los Atléticos de Oakland Brett Anderson.
El lanzador inicialista de los Atléticos de Oakland Brett Anderson.
Por TELEMUNDO LOCAL Y AP 21 de agosto de 2014


CENTRO DE REDACCIÓN - Los Gigantes de San Francisco y los Atléticos de Oakland, sobrevivieron al tercer partido de las series divisionales de sus respectivas ligas gracias a sus inesperados triunfos que los mantienen con vida en la postemporada.
San Francisco derrotó el martes de visitante 2-1 a los Rojos de Cincinnati en 10 entradas, en la Liga Nacional, y los Atléticos se impusieron 2-0 en casa a los Tigres de Detroit, en la Liga Americana.
Con sus victorias, los dos equipos vecinos de San Francisco evitaron las barridas y redujeron a 2-1 la desventaja en sus series, en la que el equipo que gane tres de cinco encuentros avanzará en la competición.
En el partido entre los Gigantes y los Rojos, el dominicano Joaquín Arias, de San Francisco, pegó un rodado hacia la tercera base. Emprendió la carrera para cubrir a toda velocidad el trayecto de casi 27,5 metros mientras los espectadores que casi abarrotaron el campo guardaron un angustioso silencio.
¿Quién llegaría primero a la primera base, el jugador la pelota? ¿Quién ganará la contienda decisiva de los playoffs?
"Es la carrera más veloz que he hecho hacia la inicial", dijo Arias, que juega de segunda base.
La velocidad del caribeño valió para que los Gigantes de San Francisco se mantengan con vida un partido más en la campaña.
El disparo fue corto pero el tercera base de los Rojos, Scott Rolen, hizo malabares con la pelota y dio tiempo suficiente a Arias para que alcanzara la inicial mientras otro jugador anotaba la carrera de la ventaja apara la victoria por 2-1.
Sin que pudieran conectar bastantes imparables en los anteriores dos encuentros, los gigantes convirtieron en victoria dos jugadas malas de los contrarios, a decir una bola que se le escabulló al receptor y un rodado en el que el tercera base hizo una mala decisión. Cincinnati acumula 17 campañas sin prosperar en la postemporada.
"Estos son el tipo de partidos que hemos jugado toda la temporada", dijo Sergio Romo, que trabajó las últimas dos entradas en el montículo para el triunfo. "Somos un equipo abrasivo", afirmó.
Y también afortunado debido a que la campaña de los Gigantes pende todavía de un hilo.
"Al final conseguimos un respiro", señaló el piloto Bruce Bochy.
El zurdo Barry Zito, de los Gigantes, saldrá al montículo en el Cuarto Partido. Los Gigantes han ganado con Zito de abridor 11 encuentros anteriores.
Los Rojos aún no deciden si su as dominicano Johnny Cueto será su abridor, luego que debió salir prematuramente en el primer juego por una dolencia en la espalda y el costado.
Los Atléticos también vivirán el Cuarto Partido en esta etapa en la que es improbable que se repitan las remontadas notables.
Los Atléticos nunca se dan por perdidos: estar en la lona y suscitar incertidumbre, ese es su dogma.
Brett Anderson superó en el montículo al venezolano Aníbal Sánchez y recibió un apoyo defensivo estelar para que Oakland evitara otra barrida en postemporada ante los Tigres.
Los Atléticos son advenedizos en la competición y Sánchez juega por primera vez en playoffs.
Coco Crisp, que tuvo una mala jugada que le costó caro a Oakland en el Segundo Partido, impidió lo que parecía un seguro vuelacercas de Prince Fielder al saltar y atrapar la bola en lo alto de la barrera del jardín central en la segunda entrada.
"Uno ve que le conectan y hay que agacharse un poco porque uno piensa que le pegaron cuadrangular", señaló Anderson. "Pero después uno ve que alguien corre y atrapa la pelota, eso anima a salir y mejorar los lanzamientos", agregó.
El cubano Yoenis Céspedes pegó un sencillo productor en la primera entrada y Seth Smith conectó después un jonrón.